Mes: octubre 2016

II 10K CARRERA  DE LA MIEL URBAN TRAIL

La carrera de Montroy marca el final de una muy buena temporada con grandes retos y sueños cumplidos, pero ya hablaremos  más adelante en otra publicación de eso. Vamos a centrarnos en lo que sucedió ayer.

Napoleón dijo que una retirada a tiempo es una victoria, pero difícilmente y en condiciones muy excepcionales aplicaría esta cita del ex militar  galo en mi vida deportiva.

Llevo desde la Volta a Peu a Cullera arrastrando varias molestias, que me han obligado a parar los entrenamientos y correr apenas  6 kilómetros en dos semanas. Esta última semana me he planteado seriamente  no participar  en la carrera de ayer, pero fue inevitable  y tome la mejor decisión.

Hice un calentamiento para ver sensaciones y activar el cuerpo. Sorprendentemente las piernas respondían. Empecé la carrera a un ritmo bueno pero al mismo tiempo conservador, sin apretar demasiado. De poco sirvió y los dolores volvieron, aunque seguía  intentando mantner el ritmo. A todo esto se le sumó la evidente falta de entrenamiento de las últimas semanas que disparó las pulsaciones demasiado, tanto que en el avituallamiento de después de la subida más dura decidí olvidar el crono, parar y beber tranqilamente.

La segunda parte del recorrido era aparentemente más rodadora, o mejor dicho, las subidas estaban repartidas mejor. Mantuve un ritmo cómodo y vi  como me iban pasando corredores. Algunos de ellos del club, a los que les agradezco sus ánimos. Llegué a meta con un tiempo de 51 minutos y 30 segundos.

Me habría gustado acabar todos los 10k de esta temporada por debajo de 45 minutos , pero este a diferencia de los anteriores se queda lejos. 

Enhorabuena al resto de corredores/as de Lloma i Asfalt por la buena carrera que han hecho.

Ahora es momento de hacer borrón y cuenta nueva, y pensar en una próxima temporada llena de grandes retos. A falta de cuadrar un par de detalles y unas fechas adelanto que este año empiezo la temporada en enero y que al final de ella habrá una carrera internacional. Las próximas semanas os cuento.

XXXIII Volta a Peu a Cullera 

Llevo desde 2014 corriendo esta carrera, es la única que he repetido tres años seguidos y es esta edición la que más me ha costado.

Estoy muy familiarizado con el recorrido y con sus tramos más duros. No es difícil de apreciar que el recorrido tiene dos partes, unos primeros 5.000m totalmente llanos en los que hay que correr por encima del ritmo previsto para poder llegar a los 7.700m restantes sin ser penalizado por las subidas.

En esta ocasión los primeros 5.000, los he corrido a buen ritmo, quizás demasiado bueno . Los 7.700 restantes se me han atragantado, he sufrido tanto en las dos subidas fuertes cómo en los toboganes que hay entre ambas. En la primera subida me pegué un calentón  considerable y me piqué con un corredor. Acabé pagando ese “momento de iluminación” durante casi el resto de la carrera. A partir de allí mi cuerpo adoptó uua velocidad de “supervivencia” viviendo de las rentas y excesos de los primeros compases de la prueba. En ese momento cumplir con el tiempo deseado era complicado. A dos kilómetros de meta volví a tener un “momento de iluminación” y empecé a seguir a una corredora que me adelantó a un ritmo muy fuerte, pero esta vez iba a ser en beneficio para mi. Entré a meta en 59 minutos y 14 segundos.

Mi objetivo este año era muy parecido a los anteriores, bajar de una hora. A estas alturas de la temporada no me puedo exigir más . Quizás si hubiera actuado con cabeza habría superado mi mejor marca en esta carrera , pero aún así no me esperaba bajar de una hora después de tanto sufrimiento . 


Dentro dos semanas daré por concluida la temporada 2016 con la Carrera de la Miel de Montroy. Iré ampliando más datos durante los próximos días .