A veces se corre, a veces se anda…

image

Hay entrenos buenos, hay entrenos malos y hay entrenos desmotivantes. Sí desmotivantes. Cuándo te falla el cuerpo y te falla la mente. El típico dia que te levantas temprano para entrenar por no tener tiempo, te cuesta levantarte y te piensas mucho si salir o no. Decides salir, a pesar de no tener ganas y tampoco estar en una condición física óptima. Recorres unos kilómetros y te sientes cansado cómo si hubieras corrido 25 km. Ves que está siendo agónico, pero aun así decides seguir. Sabes que tu isquiotibial te dice: “Hola, ¿que tal?”, la mente te hace el amago de decirte que sigas, pero inmediatamente te dice: “Vuelve a casa, que la pierna no esta bien y estas medio dormido y congelado”. En ese instante estas en el kilómetro tres y te paras. Acabas el “entreno” volviendo caminando a casa. Si Josef tenía razón : ” Si no te encuentras bien en 15 minutos, no te encontrarás, vuelve a casa. Ya se recuperará “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s