MIS OBJETIVOS 2017


Ya estamos a mediados de Enero, mes de pretemporada en el calendario de la mayoría de ciclistas de carretera. Estos primeros meses suelen ser la antesala de grandes carreras y en los que se sueña con grandes gestas. Este 2017 mi gran objetivo no es morir dando pedales durante 10 horas, aunque me encantaría volver a disfrutar y sufrir como lo hice aquel 28 de mayo. Sí, renuncio a 7 Picos   Requena, ya que por circunstancias personales  no tendré tiempo para preparar adecuadamente una prueba así. El mes de Marzo estaré fuera, no podré montar en bicicleta y eso hara imposible poder llegar con un nivel óptimo. A pesar de ello he encontrado unos retos que me motivan mucho, y estos son los más importantes:

MARCHA CICLOTURISTA 4 PUERTOS – SERRA TOT NATURA

Obviamente no es una locura de casi 200 km, pero si una atractiva marcha que va de menos a más. Como bien dice su nombre cuenta con 4 puertos y de distintas categorías a lo largo de los 120 kilómetros de su recorrido. Lo que más destaca de esta marcha es la dureza de su último puerto, La Frontera. Un coloso de categoría especial de solo 4,5 km pero con rampas máximas del 17% y en el cual habrá una clasificación especial de cronoescalada. La cita será el 20 de Mayo.

TRAIL BRONCHALES 43K

Seguimos hablando de alta montaña, pero esta vez en la Sierra de Albarracín. Esta carrera pasó a formar parte de mi calendario de forma accidental el año pasado. El culpable de semejante locura fue mi compañero de fatigas Víctor con el que corrí los 43 km  en casi 8h. Este año, en su segunda edición, se presenta un trazado distinto pero manteniendo los 2000 m de desnivel positivo. Será un placer volver a disfrutar de aquellos bellos paisajes y con la mejor compañía. ¡2 de Julio ven ya!

BUCHAREST INTERNATIONAL MARATHON

Si hay una competición sobre la que gira mi temporada sería  esta. Hablamos de mis primeros 42.195 m en asfalto, mi primera maratón. El 8 de Octubre será mi debut en el Maratón, y que mejor manera que correrlo a 3000 km de Valencia, en la capital del país que me vio nacer. Aunque no voy con un objetivo concreto quiero que todo salga perfecto y para ello me espera un intenso verano de preparación. Lo que está claro es que estoy infectado por la fiebre de la larga distancia, y que este momento tarde o temprano llegaría. 

Y MUCHO MÁS…

En ocasiones es difícil mantener un nivel alto de motivación durante toda la temporada, por ello buscaré carreras  para estar motivado y a su vez sirvan como preparación entre un reto y otro. 

Estos son mis retos deportivos para este nuevo año, ¿y los vuestros?

II 10K CARRERA  DE LA MIEL URBAN TRAIL

La carrera de Montroy marca el final de una muy buena temporada con grandes retos y sueños cumplidos, pero ya hablaremos  más adelante en otra publicación de eso. Vamos a centrarnos en lo que sucedió ayer.

Napoleón dijo que una retirada a tiempo es una victoria, pero difícilmente y en condiciones muy excepcionales aplicaría esta cita del ex militar  galo en mi vida deportiva.

Llevo desde la Volta a Peu a Cullera arrastrando varias molestias, que me han obligado a parar los entrenamientos y correr apenas  6 kilómetros en dos semanas. Esta última semana me he planteado seriamente  no participar  en la carrera de ayer, pero fue inevitable  y tome la mejor decisión.

Hice un calentamiento para ver sensaciones y activar el cuerpo. Sorprendentemente las piernas respondían. Empecé la carrera a un ritmo bueno pero al mismo tiempo conservador, sin apretar demasiado. De poco sirvió y los dolores volvieron, aunque seguía  intentando mantner el ritmo. A todo esto se le sumó la evidente falta de entrenamiento de las últimas semanas que disparó las pulsaciones demasiado, tanto que en el avituallamiento de después de la subida más dura decidí olvidar el crono, parar y beber tranqilamente.

La segunda parte del recorrido era aparentemente más rodadora, o mejor dicho, las subidas estaban repartidas mejor. Mantuve un ritmo cómodo y vi  como me iban pasando corredores. Algunos de ellos del club, a los que les agradezco sus ánimos. Llegué a meta con un tiempo de 51 minutos y 30 segundos.

Me habría gustado acabar todos los 10k de esta temporada por debajo de 45 minutos , pero este a diferencia de los anteriores se queda lejos. 

Enhorabuena al resto de corredores/as de Lloma i Asfalt por la buena carrera que han hecho.

Ahora es momento de hacer borrón y cuenta nueva, y pensar en una próxima temporada llena de grandes retos. A falta de cuadrar un par de detalles y unas fechas adelanto que este año empiezo la temporada en enero y que al final de ella habrá una carrera internacional. Las próximas semanas os cuento.

XXXIII Volta a Peu a Cullera 

Llevo desde 2014 corriendo esta carrera, es la única que he repetido tres años seguidos y es esta edición la que más me ha costado.

Estoy muy familiarizado con el recorrido y con sus tramos más duros. No es difícil de apreciar que el recorrido tiene dos partes, unos primeros 5.000m totalmente llanos en los que hay que correr por encima del ritmo previsto para poder llegar a los 7.700m restantes sin ser penalizado por las subidas.

En esta ocasión los primeros 5.000, los he corrido a buen ritmo, quizás demasiado bueno . Los 7.700 restantes se me han atragantado, he sufrido tanto en las dos subidas fuertes cómo en los toboganes que hay entre ambas. En la primera subida me pegué un calentón  considerable y me piqué con un corredor. Acabé pagando ese “momento de iluminación” durante casi el resto de la carrera. A partir de allí mi cuerpo adoptó uua velocidad de “supervivencia” viviendo de las rentas y excesos de los primeros compases de la prueba. En ese momento cumplir con el tiempo deseado era complicado. A dos kilómetros de meta volví a tener un “momento de iluminación” y empecé a seguir a una corredora que me adelantó a un ritmo muy fuerte, pero esta vez iba a ser en beneficio para mi. Entré a meta en 59 minutos y 14 segundos.

Mi objetivo este año era muy parecido a los anteriores, bajar de una hora. A estas alturas de la temporada no me puedo exigir más . Quizás si hubiera actuado con cabeza habría superado mi mejor marca en esta carrera , pero aún así no me esperaba bajar de una hora después de tanto sufrimiento . 


Dentro dos semanas daré por concluida la temporada 2016 con la Carrera de la Miel de Montroy. Iré ampliando más datos durante los próximos días .

10K Montserrat

image

Era, es y será una de las carreras más esperadas del año. No por la distancia, ni por la dureza, sino que por ser la carrera local. Una carrera en la que compites dónde entrenas, por  esas calles que te han visto correr casi a cualquier hora del dia y a cualquier temperatura. Una carrera en la que no tienes que demostrar nada pero acabas demostrando todo. Demuestras porque sigues corriendo, mas allá de marcas y ritmos. Y si hay algo de lo que puedes estar orgulloso es de jugar en casa, porque eso implica tener el público a favor, y eso, eso no te lo quita nadie.

image

Mis aspiraciones en esta carrera pasaban por igualar o mejorar el tiempo de mi último 10K, y puestos a creer también por subir al podio de la categoría. La marca podríamos decir que ha sido prácticamente la misma,  aunque la posició no ha sido la deseada. El podio está cerca,  pero a la vez lejos.

image

Al principio de la carrera me ha costado mantener el ritmo porque veía que los demás corredores de la categoría se me escapaban. Hice bien en mantener mi ritmo y no forzar más de la cuenta ya que si me hubiera pasado de revoluciones lo pagaría en el tramo final. En el kilómetro 5 fui alcanzado por mi amigo y compañero de fatigas Víctor. Los kilómetros finales los corrí con él. Llegamos a meta en 43′ 42″, juntos, cómo en los 43km de Bronchales.

image

image

image

Queda mucho por hacer para conseguir el objetivo marcado para finales de año, pero  estoy contento por el resultado.

Ahora es el momento de tomar unos días de descanso.

¡Caña y kilómetros!

10K L’Eliana

image

Tercera carrera del año y primer 10K de la temporada. El 10K de L’Eliana deja un balance positivo a falta de tres semanas para la carrera local.

Fui a esta carrera con la idea de probar el cuerpo, de ver si después de una mitad de temporada dedicada a la larga distancia mi cuerpo estaba preparado para aguantar ritmos que antaño eran normales. Desde los 43km de Bronchales me he dedicado a preparar el 10K de Montserrat optando mas por la calidad que por la cantidad y L’Eliana era una parada para lograr el objetivo propuesto.

image

En la salida me coloqué en el cajón de sub 45′ con la esperanza de aguantar ese ritmo hasta el kilómetro 9 y después apretar para llegar a meta en menos de 45 minutos. No fue así. Después del kilómetro 2 ya dejé atrás al práctico de sub 45′. En el punto intermedio,  el kilómetro 5, mi reloj marcaba 22 minutos y 19 segundos. A ese ritmo cumpliría mi objetivo. Pero me encontraba bien y decidí apretar. Incrementé tanto el ritmo que le recorté 1 minuto al crono respecto al parcial anterior . Llegué a meta en 43 minutos y 38 segundos.

image

En conclusión. De esta carrera saco varias cosas positivas.  La primera es que no estoy tan bajo de forma como creía. La segunda es que es mi segunda mejor marca en 10KM. Y la tercera es que he disfrutado más de lo que he sufrido.

He tenido muy buenas sensaciones y se que aún hay margen de mejora para estas tres semanas restantes.

image

La organización muy buena,  digna de una prueba del Circuito de la Diputación de Valencia.

PD: Dejo aquí,  si no visitéis el vídeo del Trail de Bronchales 43K